La Anatomía del Paisaje

Anatomia del paisaje flor

Hay algo de intuitivo o incluso de emocional que les une en algún punto de su proceso creativo o de investigación.
Muchos científicos inician sus investigaciones atraídos por un concepto que capta su atención, al igual que los artistas. Las intuiciones básicas que científicos y artistas, al menos algunos de ellos, manifiestan cuando van más allá de la apariencia superficial de un objeto o de una idea. Y cómo esa intuición les permite entender una forma o les provoca una emoción.

He superpuesto imágenes de vegetación con dibujos de Ramón y Cajal, que, en el aspecto estético, mantienen una coherencia formal. Se establece un juego visual donde percibimos la imagen como un estudio anatómico. Las ilustraciones que he elegido van en función de la imagen paisajística, así, en el cuadro que representa un tallo con una flor, los dibujos que la acompañan mantienen semejanzas formales en cuanto a su distribución y ramificación.

La silueta de un árbol contra un cielo anaranjado nos sugiere también la representación de un sistema circulatorio. Esto es debido a que los tejidos vivos tienen unas estructuras que tienden a repetirse, por lo cual el paisaje es un elemento vivo, que no está tan alejado de nosotros.
Se analizan las estructuras que conforman el paisaje, como lo miembros de un organismo, al igual que se estudian los órganos o células de otros seres vivos.

Los cuadros de este proyecto combinan el uso de dos técnicas, la primera es el uso del acrílico, mediante el cual se establece la imagen de “base” y todo el fondo, que es de un tono marfil. Este color realza el carácter de estudio anatómico, recuerda al papel antiguo y también a los colores del hueso, de la tierra, y por tanto aporta un entorno cálido y orgánico.

Anatomía tiene su origen en el latín anatomía que, a su vez, procede un término griego que significa “disección”. El concepto permite nombrar al análisis de la conformación, el estado y los vínculos de los distintos sectores del cuerpo del ser humano y de otros seres vivientes.
La anatomía, por lo tanto, estudia las características, la localización y las interrelaciones de los órganos que forman parte de un organismo vivo. Esta disciplina se encarga de desarrollar un análisis descriptivo de los seres vivientes. El término designa tanto la estructura en sí de los organismos vivientes, como la rama de la biología que estudia dichas estructuras.

Así, en este proyecto se estudia el organismo vivo que conforma el paisaje.

Ciencia es una investigación sin fin buscando descubrir hechos y establecer relaciones entre ellos. Hay muchos puntos en común acerca de cómo se aproximan un artista y un científico a un problema o a un concepto. 

detalle anatomia del paisaje laura torrico

La Inocencia Perversa

LA INOCENCIA PERVERSA

Lo primero que vi del trabajo de Laura fue una gran mancha negra rugosa en la base de un lienzo cubierto de flores en el fondo. Aún no se había materializado la niña que luego aparecería con una mirada muy dulce pero llena de arrogancia, amenazante pero castigada, poderosa pero insignificante.

Había también otras niñas, ¿quizás las niñas de los cuentos? ¿Eran niñas exorcizadas, corrompidas, perversas? ¿Por qué todas ellas surgían de un entorno asfixiante, amenazante, claustrofóbico? ¿Eran niñas seducidas o seductoras? ¿Se trataba tal vez de un poder femenino aún no descubierto en su plenitud, agazapado tras unos ojos suplicantes de ternura?

Esa unión de opuestos me hizo comprender la metáfora que Laura trataba de expresar. La gran mancha negra y rugosa y los fondos inquietantes de sus cuadros querían expresar su visión de la sociedad, que corrompe y contamina la inocencia. Las niñas representaban al ser humano esencial, auténtico, incontaminado y puro que se va metamorfoseando al contacto con un universo tóxico.

Técnicamente, la obra de Laura refleja esa ambigüedad que supone la mezcla aditiva y opuesta de elementos plásticos. Sus niñas son fotografías planas intervenidas, envueltas en entornos muy texturados y ruidosos. Ese contraste tiene que ver con su universo iconográfico: Caperucita y el lobo, Aracne, Venus, etc. donde se repite la relación de extremos que Laura lleva a sus lienzos.

Y a partir de ahí siguen surgiendo más preguntas sobre el mundo interior de esta pintora, que ha elegido comunicarse a través de esas maravillosas niñas malas…

María Jesús Aragoneses Cañas
Junio 2011
inocencia perversa laura torrico caperucita
Aracne Laura Torrico
inocencia perversa laura torrico pintura dejame entrar
inocencia perversa laura torrico
Praying Inocencia Perversa Laura Torrico